Saltar al contenido

El sutil arte de que te importe un carajo

12 marzo, 2019

Un título muy atractivo para un libro que cubre las expectativas que promete en su enfoque disruptivo para vivir una buena vida. De lectura fácil y aprendizaje intenso, te embarga a través de experiencias de su escritor Mark Manson. Popular blogger, dice mucho de él en el inicio de su web: “Escribo sobre grandes ideas y doy consejos de vida que no apestan. Algunas personas dicen que soy un idiota. Otras personas dicen que les salvé la vida. Lee y decide por ti mismo”

El libro me ha enriquecido y divertido. Si exploro su web, me frena el hecho de que hace una llamada en plan “te cambiará la vida…”. A parte de esto, vale la pena leerlo bajo una mirada autónoma y con cierta distancia pues resulta muy persuasivo. Las explicaciones sobre grandes temas están tildadas de referentes de la psicología moderna y un toque de humor.

Prescindiendo de prólogo, empieza el primer capítulo advirtiendo: “La clave para una buena vida no es que te importen muchas cosas; es que importen menos, para que en realidad te importe lo que es verdadero, inmediato y trascendente“.  Completamente de acuerdo. La fijación por lo positivo y la imperiosa necesidad de ser feliz y gritarlo a los siete vientos, hace que sentir emociones negativas sea más que un pecado.

Mark Manson no creo que escriba tipo autoayuda de un blogger,  para confirmar mi opinión leería sus artículos, cosa que no he hecho.  Desgrana sus argumentos con descripciones e historias comprensibles que te ayudan a entender al mundo y a ti mismo/a.

Si no te importa un carajo sentirte mal, el Maldito círculo vicioso del sobreanálisis entra en corto circuito; te dices a ti mismo: Me siento de la fregada, pero me importa un carajo. Y entonces llega el hada madrina de los carajos con su polvo mágico y dejas de odiarte por sentirte mal”. Me encanta! No obvia mensajes más trascendentes: “Nuestra crisis ya no es material; es existencial, es espiritual“.

En la página 13 nos invita a conocer la razón del curioso título del libro: “Cuando las personas —en su mayoría— aspiran a conseguir que las cosas les importen un carajo, asumen que deben adoptar una especie de serena indiferencia hacia todo, una calma que las ayudará a capotear las tormentas. Anhelan ser alguien que no se agita por nada y no cede ante nadie. Existe un nombre para esa clase de gente que no encuentra emoción ni significado en nada: sociópata. ¿Por qué querrías emular a un sociópata? No tengo la más remota idea. Entonces, ¿qué significa que te importe un carajo“.

Una mirada a las tendencias que prometen paz, felicidad, éxito… y que me hizo pensar que la lectura prometía. habla de sutilezas que ayudan a clarificar el tema.

  • Que algo te importe un carajo no significa ser indiferente; significa estar cómodo por ser diferente.
  • Para que te importe un carajo la adversidad, primero debe importarte algo más importante que la adversidad.
  • Te des cuenta o no, siempre estás eligiendo qué es importante para ti.

Mark afirma que el libro te ayudará a pensar con más claridad sobre lo que eliges que sea importante en tu vida y lo que decides que no lo sea. Lo cierto es que ha confirmado muchas de mis opiniones y su directa y meditada preescripción me han cautivado.

En ocasiones, esta creencia de que está mal ser inadecuado es el origen del infernal círculo vicioso que cada vez domina más nuestra cultura. La propuesta de que las cosas te importen un carajo es una forma sencilla de reorientar nuestras expectativas de vida y elegir lo que es importante sobre lo que no lo es. Desarrollar esta habilidad conduce a algo que me gusta llamar iluminación práctica. No, no me refiero a esas porquerías de iluminación estilo hada mágica y pare de sufrir. Por el contrario, entiendo a la iluminación práctica como una manera de aceptar, con serenidad, la idea de que cierto sufrimiento es inevitable; que no importa lo que hagas, la vida incluye fracasos, pérdidas, arrepentimientos e incluso muerte. Cuando finalmente te sientes cómodo con toda la suciedad que la vida te lanzará (y te arrojará mucha suciedad, créeme), entonces te vuelves invencible en una forma espiritual. Después de todo, la única manera de superar el dolor es aprendiendo a soportarlo primero“.

Extracto del primer capítulo que da paso al segundo: “La felicidad es un problema”; y finaliza con “… Y después te mueres”.  He disfrutado de las experiencias, referencias, reflexiones, ideas, opiniones…! Cambiarme la vida no, pero sí aliarme a su forma de pensar y recomendar el libro, por supuesto.

 

Anuncios

El estado de flujo, sinónimo de felicidad

22 febrero, 2019

Me he asombrado al comprobar que hace más de dos años que no escribo en el blog. Las justificaciones son muchas, entre ellas es que estaba absorbida por Emoticat, Intel·ligència Emocional a Lleure, asociación que dirijo desde hace 5 años.  He diversificado mis actividades y ampliado mis conocimientos que me permiten ofrecer un servicio de atención psicológica profesional y actualizado. También he conseguido cantidad de libros en pdf y leo uno por semana. ¡Me encanta leer! Así que comentaré algunas de mis impresiones sobre las lecturas y otros temas de PsicoEmocions.

De la larga lista de bibliografía que os he comentado, en cuanto me topé con “Flow” (fluir) de Mihály Csíkszentmihályi, no tuve la menor duda de leerlo, saboreándolo y confirmando que el “estado de flujo” es lo más parecido a la felicidad. ¿Quién no ha experimentado el placer de hacer una actividad en la que te sumerges, el tiempo pasa y no te agota? Eso es el estado de flujo y depende en gran medida de la actitud de la persona en su trabajo y en cualquier cosa que haga.

Mihály dice que la felicidad no es algo que sucede ni depende de acontecimientos externos, sino que es la forma en cómo interpretamos lo que sucede.  No se puede alcanzar la felicidad mediante la búsqueda consciente de ella. No puede conseguirse sino seguirse, siendo el efecto secundario de la dedicación personal a algo mayor que uno mismo. Puede sonar grandilocuente pero una persona puede fluir, adquirir el control sobre los contenidos de su consciencia, ser dueña del propio destino y disfrutar de una experiencia óptima.

«Pregúntese a sí mismo si es feliz —decía J. S. Mili— y dejará de serlo»

El autor define flujo como el estado en el cual las personas se hallan tan involucradas en la actividad que nada más parece importarles; la experiencia, por sí misma, es tan placentera que las personas la realizarán incluso aunque tenga un gran coste, por el puro motivo de hacerla. Los psicólogos que estudian la felicidad, la satisfacción vital y la motivación intrínseca, el concepto de fluir les ha sido muy útil. Así se puede afirmar que experimentar flujo mejora la calidad de vida.

Cómo nos sentimos, la alegría de vivir, dependen en último término y directamente de cómo la mente filtra e interpreta las experiencias cotidianas. Teniendo las necesidades básicas cubiertas, se sienten nuevas necesidades que nos aportarán más felicidad. La juventud, tarde o temprano, va a tener que afrontar la pregunta cada vez más persistente: ¿Esto es todo lo que hay? En los mayores aparecen las señales de mortalidad que nos comunican claramente su mensaje: tu tiempo se está acabando.

Si deseas mejorar tu bienestar,es necesario un cambio drástico de actitud sobre lo que es importante en tu vida. Un persona totalmente socializada es la que desea sólo las recompensas que aquellos que la rodean han decidido que debe desear. Buscan hacernos dependientes de un sistema social que explota nuestras energías para sus propios propósitos. La solución es liberarse de forma gradual de las recompensas de la sociedad y aprender cómo sustituirlas por recompensas que estén bajo el poder propio de un@. Según la teoría del flujo, el objetivo es liberar la vida interna de la amenaza del caos, por un lado, y del rígido condicionamiento de los impulsos biológicos, por el otro, para convertirse, de esta manera, en personas independientes de los controles sociales que explotan ambos. Para ello, necesita de la colaboración de las emociones y de la voluntad.

La función de la conciencia es representar la información sobre lo que está sucediendo dentro y fuera del organismo de tal modo que el cuerpo pueda evaluarla y actuar en consecuencia. Una persona puede hacerse a sí misma feliz o miserable independientemente de lo que esté realmente sucediendo «fuera», tan sólo cambiando los contenidos de su conciencia.

La atención es básica para entrar en estado de flujo ya que la forma y el contenido de la vida dependen de cómo utilicemos la atención. También se produce una conexión positiva con la personalidad, volviéndose más compleja y completa. Así ejerce control en el desorden interior, o entropía psíquica, una desorganización de la personalidad que menoscaba su efectividad. La «batalla» no es realmente contra la personalidad, sino contra la entropía que trae desorden a la conciencia.

La lectura de Fluir es estimulante y te anima a tener “experiencias”  y descubrir cómo funciona la conciencia y la personalidad. No cansa y los contenidos resuenan en mi mente, asociándolo a la consciencia plana, al “mindfulness”, que tanto se escucha últimamente.  Si lees el libro podrás descubrir la diferencia entre placer y disfrute, éste último como fluir.

Entre la ansiedad y el aburrimiento está el canal de flujo donde el desafío nos estimula y nos conduce al crecimiento y descubrimiento.  La experiencia autotélica, como actividad intrínsecamente gratificante puede darse en la cultura, en el cuerpo por actividades deportivas y de movimiento, el sexo, el flujo de los sentidos (ver, oír, gusto, tacto), la ciencia, los juegos mentales, la palabras, la sabiduría, el trabajo, el tiempo libre, la religión, la familia, los amigos, la soledad, la comunidad. En definitiva, cualquier actividad puede zambullinos en el estado de flujo, con presencia consciente y personalidad transformadora. El flujo también puede transformar el caos, las tragedias y el estrés. Fluir conlleva encontrar significado, propósito y forjar la resolución de la vida con armonía los temas vitales. 

Cada una de las ideas presentadas son explicadas con elegancia y coherencia en el libro. Si te has animado y quieres leerlo, me lo pides en los comentarios y te lo facilitaré.

El cerebro toma decisiones comparando

10 octubre, 2016

La  mayor parte del tiempo el cerebro funciona en modalidad de economía mental o ahorro de energía. Los clientes compran  sesgados por cierta pereza mental o cognitiva. Eso quiere decir que se adquieren productos de forma irreflexiva y automática, condicionados por la comparación entre los que nos exponen. El márqueting aprovecha este funcionamiento del cerebro dirigiéndolo al que más convenga al vendedor. Con ejemplos muy claros lo explica el siguiente artículo. U

¿Qué sucede en el cerebro cuando salimos de shopping?

DESENMASCARAR A LOS PSICOFÁRMACOS INFANTILES

6 octubre, 2016

Artículo en catalán en EMOTICAT, IE al Lleure.

13farmacos

Se ha hablado mucho de los psicofármacos que se usan para el TDAH. Incluso, se ha normalizado su uso porque, ¿quién no conoce algún niño que lo toma? Los antidepresivos son otra historia. Parece que pertenece a los adultos, y que los niños y adolescentes que sufren depresión pasen a ser candidatos de su consumo en el futuro. El trastorno depresivo mayor tiene una prevalencia estimada del 2-8% en niños de 12 años y del 5-6% en adolescentes de 13 a 18 años. No se sabe en realidad cuántos lo sufren y se considera escasamente diagnosticado y tratado. Presentan síntomas poco comunes como irritabilidad, conductas agresivas y rechazo en la escuela. Son tratados como niños problemáticos y disruptivos, sin tomar medidas preventivas o educativas en la familia, la escuela, la administración y la sociedad.

En 2004 la institución FDA (Food and Drug Administration), alertó sobre el riesgo del aumento de conductas suicidas en niños y adolescentes tratados con antidepresivos. No se hizo mucho caso, ni se preocuparon de si se mantenía el consumo ante un trastorno que afecta a los menores y está oculto en nuestra sociedad. Entre 2005 y 2012 se realizó un estudio transversal, revelando que había incrementado el uso de antidepresivos en niños y adolescentes durante este año. España no formaba parte de este estudio, pero ya sabemos que es uno de los principales consumidores de psicofármacos de la Unión Europea. Consideramos que lo que vale para los Estados Unidos, Dinamarca, Alemania, Reino Unido y Países Bajos; ¡lo vale para Cataluña, y es alarmante!

El mayor incremento de consumo de antidepresivos se da en niños de entre 15 y 19 años, no excluye a los de menos edad y se extiende a otros medicamentos para el TDAH y los antipsicóticos. Han aumentado los jóvenes que utilizan los servicios de salud mental, se sigue tratando con farmacoterapia y el marketing de las compañías farmacéuticas es abrumador. Cabe señalar que las farmacéuticas financian el 65% de los estudios sobre los efectos de los psicofármacos. Os podéis imaginar cuál puede ser el resultado y como sobreestiman su eficacia, aunque los suicidios y la infelicidad asolan a niños y adolescentes.

La autonomía emocional, competencia de la inteligencia emocional, nos permite discriminar a la hora de elegir un tratamiento a pesar de no tenemos conocimientos. Nos hace responsables de nuestras elecciones, sin tener que culpar a empresas o personal médico. Los padres y madres deben tomar conciencia de la importancia de la prevención y si no ha sido posible, medicar a sus hijos sólo en situaciones patológicas graves. No estoy negando el uso de los psicofármacos, pero si como una de las últimas alternativas.

Educar para resolver problemas, tomar decisiones o escoger una forma de ser y hacer, parece que esté al alcance de unos pocos privilegiados. Esto es una falsa creencia ya que la educación emocional nos puede ayudar a disolver la creencia de que un medicamento permite alcanzar el equilibrio emocional rápidamente y sin esfuerzo. Nuestra autonomía nos muestra el camino hacia la conciencia emocional propia y de los demás, lo que nos hace independientes de las campañas milagrosas, de la “pastillita de la felicidad”, de los hijos perfectamente equilibrados a lo que se les pida o padres que son capaces de dar respuestas inmediatas. Todos vamos por la vida de aprendizaje en aprendizaje y tenemos errores que nos deben servir para mejorar y no sólo sobrevivir. Hay que buscar segundas opiniones y alternativas. No se quede con la única opción de los psicofármacos.13psicofarmacologia1

Para terminar, un apunte sobre lo que dice la OCU (organización de consumidores y Usuarios): “No hay certeza de que el tratamiento para la TDAH seguimiento eficaz a largo plazo y que mejore el funcionamiento social, escolar y familiar pasados los 3 años desde el inicio del consumo … “. Podemos añadir que los niños medicados desarrollan su cerebro y sus habilidades condicionados a una sustancia que les impide conectar con su interior, con su conciencia, que es la que tiene que madurar para adaptarse y estabilizarse.

Curso de Tapping 2015

20 mayo, 2015

Hemos finalizado el 6º curso de Tapping en Santa Perpètua, organizado por EMOTICAT. Como en otras ocasiones, no sólo sorprendre sino que además lo hacen suyo de manera instantánea. Realizamos el curso en dos sesiones de sábados; lo que ofrece la posibilidad de compartir las experiencias durante la semana con la aplicación del Tapping.

La formación que ofrecemos es completa y pràctica. Una forma de aprender una técnica compleja (por los contenidos psicológicos sobre el aprendizaje, las ganacias secundarias y las creencia limitantes), de forma divertida y con el componenete añadido de apuntes como mapas mentales que favorecen un aprendizaje natural.

curs de tapping 2015 20150516_120549 20150516_120531 20150516_120507 20150516_120456 20150516_120443 20150516_115943 20150516_115827 20150516_115659 20150516_115653 20150516_115615 20150516_113417 20150516_112241 20150509_120646 20150509_120637 20150509_120533 20150509_120512 20150509_120326 20150509_120322 20150509_120307 20150509_110333 20150509_110328 20150509_105623

6º Curso de Tapping 2015

16 mayo, 2015

Curso 6 Tapping_Emoticat 2015

FER PREGUNTES, Viatge d’Exploració!

2 agosto, 2014

“El líder del passat edudasra una persona que sabia com donar instruccions. El líder del futur serà una persona que sàpiga com preguntar. ” Peter Drucker

Hi ha moltes formes com classificar les preguntes, una és com preguntes obertes o preguntes tancades. Les tancades són les que es responen amb un monosíl·lab o les que proposen un nombre limitat d’opcions: T’agrada el pastís de xocolata? Vens o et quedes? No veus que això està malament?

Com veus, les preguntes tancades no obren moltes possibilitats, més aviat les tanquen. No contribueixen a indagar en els pensaments, emocions o comportament de la persona o grup amb qui parles. Els jutgen i limiten. Retenen a les teves mans el control de la conversa.
Les preguntes obertes, conviden al diàleg, a obrir-se, a compartir. Compara les preguntes anteriors amb les següents:  Quin és el teu menjar favorit? Què t’agradaria fer? Com valores aquesta activitat?

Quan es formulen preguntes obertes, sense judicis ni valoracions, el diàleg s’obre i dónes llibertat al teu interlocutor per expressar obertament els seus pensaments, emocions o conductes. En comptes de provocar l’autojustificació, conviden al autodescobriment. Cedeixes a l’altre el control de la conversa.

Les falses preguntes obertes tanquen i a més jutgen. Si el que busques és que el teu interlocutor participi, se senti còmode i sigui sincer en les seves respostes, cuida’t molt de plantejar falses preguntes obertes, que amaguen els teus propis judicis de valor sobre el tema: Com pots suportar fer tants deures?

Has tancat la porta completament, no li 8782546-puertas-abiertas-y-cerradasdeixes sortida al teu interlocutor, qui possiblement es posi a la defensiva perquè capta immediatament que l’estàs jutjant negativament.

Que diferent seria preguntar-li: De 0 a 10, com valores la satisfacció que et produeix fer deures?  Ara el convides a esplaiar-se. Si l’horari és extenuant possiblement el valori amb un 1 i t’expliqui el dur que és fer deures o el poc temps que té per jugar. Per contra, si li agrada fer deures, la mateixa pregunta funcionarà igual de bé, perquè és neutral en no estar carregada amb els teus propis judicis de valor. T’explicarà com l’agrada quan li surten bé els deures o quan els pares el feliciten.

En qualsevol dels dos casos, un co
p explicats els motius per a la nota assignada, pots seguir indagant usant la mateixa pregunta: Què haurien de tenir els deures perquè li donessis un 10?

La mateixa pregunta funciona igual de bé per a les dues situacions, perquè en cap cas has jutjat ni valorat. En ambdós la persona se sent còmoda. Des de la connexió, ara podeu entaular un diàleg constructiu: què es pot fer per millorar, amb independència de quin sigui el punt de partida, una nota baixa o una nota alta.

 

Aquí també tenen cabuda les preguntes tancades per comprovar el progrés:

Et sents [descripció del seu sentiment]. És correcte?

Vols que explorem [aspecte]?

Busca construir, explora la terra comuna, obre vies. Les presentacions, les reunions, les converses són un viatge d’exploració i aventura. El viatge comença on esteu ara i acaba on us agradaria estar. L’objectiu d’aquest viatge no és saber més sinó fer més. Convida als teus audiències a l’obertura i a la participació a través de les preguntes obertes.

A %d blogueros les gusta esto: